Search
  • Marco Blen

Agilidad empresarial: clave para la transformación digital y habilitadora de innovación disruptiva!

Updated: May 4


La agilidad empresarial se define como la capacidad de una organización para adaptarse rápidamente a los cambios del mercado y del entorno de acción del negocio de manera productiva y rentable.


Esta filosofía empresarial permite habiltar el Le-Agile Mindset (prácticas ágiles y Lean) en pro de buscar ejecutar los proyectos correctos, con el enfoque correcto y satisfaciendo las necesidades de los clientes en periodos de tiempo cortos y entregando valor real al negocio a través de la puesta en marcha de nuevos productos y servicios funcionales en la operación.


Ahora bien, la implementación de estrategias digitales son necesarias para mejorar los procesos, dotar al cliente de plataformas omni-canales, nos ayuda a medir la experiencia del usuario y hace más eficiente y expedito el acceso a los productos y servicios que ofrecemos en el mercado bajo la consigna de "any time", "any place" & "any device".


La agilidad empresarial por si sola es un habilitador de colaboración, de liderazgo servicial, permea la empatía hacia el cliente donde no solo me enfoco en entender sus requerimientos sino que lo invito a la mesa para que co-creemos entregables que si satisfagan sus necesidades.



Entendiendo estas bondades de la agilidad empresarial, el proceso de transformación digital requiere de dichas condiciones para realmente crear una experiencia de usuario asombrosa y enganchar a nuestro cliente en el uso de la tecnología desde una perspectiva eficiente y generándole valor. Este proceso de transformación requiere de elementos claves tales como:


1. Cambiar la cultura empresarial y la organización interna:

Para abordar con éxito un proceso de transformación digital, las empresas deben dejar de centrarse exclusivamente en la parte tecnológica y afrontar este nuevo proceso de forma integral. En este sentido, deberían rediseñar la organización interna de la compañía en busca de una innovación disruptiva ya que los clientes demandan productos y servicios completamente novedosos y que brinden una experiencia en su compra o uso. Es imprescindible contar con un liderazgo claro del C-Level y de la alta dirección para desarrollar una cultura corporativa ágil que fomente la adopción de las nuevas estrategias de negocio (Thinking outside the box).


2. Buscar el nuevo talento que necesitamos:

Las compañías necesitan incorporar nuevos roles ejecutivos centrados 100% en la Transformación Digital. Además, también deberán incorporar perfiles profesionales especializados en las nuevas tecnologías y paradigmas digitales, como por ejemplo el Data Scientist, el Scrum Master o el Digital Architect. Para ello, tendrán que adaptar también sus procesos de reclutamiento, la remuneración y los elementos de motivación y engagement. Sabemos que la falta de talento es uno de los principales retos para las empresas a día de hoy, y por ello es especialmente importante implementar una buena estrategia para conseguir retener a las personas idóneas.


3. Renovar la estrategia de tecnologías de información:

Los departamentos de Tecnologías de la Información (IT) deben de enfocarse en buscar soluciones simples, flexibles, escalables, interoperables y sobre todo disponibles (99.999), con la intención de garantizar que el servicio esta funcionando bien, con buen rendimiento y sin interrupciones para brindar al cliente una experiencia grata y de fácil interacción. Esta renovación le permite implementar metodologías ágiles y DevOps en pro de facilitar la entrega de productos y servicios en corto tiempo y con alto valor al negocio.


4. Crear un ecosistema de innovación dentro y fuera de la compañía:

Para empezar, las empresas deben diseñar una estrategia para promover la innovación dentro de la organización. En este caso, la compañía deberá hacer una reflexión sobre los objetivos y el impacto que tendrán sus iniciativas. Al mismo tiempo, también deberán plantear el desarrollo de una estrategia de Partners y decidir adquisiciones que refuercen y aceleren su apuesta.


5. Hacer frente a un nuevo contexto competitivo:

La compañía tendrá que definir cuál es su propuesta de valor para hacer frente a las nuevas Startups disruptivas. Ya no se trata de mejorar la tecnología existente, sino de ofrecer un valor agregado a los clientes. En un nuevo contexto competitivo, es imprescindible tener claro que lo más importante es diferenciarse de la competencia a través de la promesa de valor que le damos al cliente en tiempo real.


Por eso es muy importante conocer el mercado, sentar a la mesa al cliente y entender cual es su expectativa y demostrarle con hechos que podemos anticiparnos a sus necesidades a través de productos y servicios reales y competitivos!


Success today requires the agility and drive to constantly rethink, reinvigorate, react, and reinvent. Bill Gates


Autor:

MARCO BLEN

LATITUDE - Enterprise Consulting & Talent Factory

Cel. +506 8352-8805

Email: mblen@latitude.center

0 views